Le informamos que este sitio web instala cookies propias y de terceros al navegar por sus páginas con el fin de facilitar su navegación y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso e instalación. Acepto más información
Tlf: 680457326/646485209 (Horario de 10:00 a 20:00h)
Contactar

El Lenguaje Corporal del GATO

20-07-15

El lenguaje corporal del gato es muy amplio, con muchas combinaciones. Precisamente la manera en que combina varios elementos de su cuerpo nos ayudarán a entender qué siente el gato o qué trata de transmitir.

Insistimos en que las pistas sobre comunicación corporal de cada una de las partes del cuerpo del gato no pueden analizarse por sí solas, sino que el conjunto de señales dan más pistas sobre qué estado de ánimo tiene el gato en ese momento.

LA CABEZA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- Una postura muy típica del gato es tener la cabeza alzada, o pidiendo las caricias o recibiéndolas. Si la cabeza alzada va acompañada de un marcaje olfativo (restregar la cara contra nuestra mano, por ejemplo) es un claro gesto de saludo.

- Un gesto similar es alzar la cabeza y poner en contacto la parte del cuello con nuestra mano, en ese momento el gato también está marcando y acepta con gusto nuestras caricias. Este gesto, que suele empezar como en el labio y acabar en la parte trasera de la oreja, va acompañado de un marcaje olfativo.

- Otra manera de saludar con la cabeza es con pequeños golpecitos. El gato puede golpear su hocico suavemente contra otro gato, o darle un pequeño cabezo. Estos golpecitos de saludo también los emplean con nosotros, por ejemplo cuando le estamos poniendo comida en su plato.

- Cuando un gato se encuentra en un conflicto, sobre todo contra otro gato, si está en un estado de confianza y agresividad puede alzar la cabeza. Al contrario del gato sumiso, que baja la cabeza.

- Cuando un gato quiere atacar a otro gato para jugar, el otro gato debe responder a ese juego. Si aparta la mirada y gira la cabeza probablemente le está diciendo: “no me apetece jugar ahora”.

Lo mismo cuando nosotros nos dirigimos al gato, nos acercamos y gira su cabeza. En ese momento no está dispuesto a recibirnos.

LA COLA

Los gestos más habituales que los gatos hacen con su cola y su significado son:

 

 

 

 

 

 

 

 

Cola alzada en posición vertical: si la cola del gato apunta hacia el cielo mientras camina, suele significar que está contento y seguro. La cola puede estar completamente recta o con la punta doblada, en ambos casos suelen ser señales amistosas. También puede acompañarse con un pequeño movimiento que denota curiosidad. El gato suele adoptar estas posturas cuando le interesa algo, observa algo que le es agradable o en señal de saludo. Para asegurarse es importante ver el resto de su lenguaje corporal: cómo está caminando, cómo mira, si nos da golpecitos con la cabeza, etc.

- Cola semi alzada en posición vertical: cuando el gato no tiene totalmente alzada la cola y la tiene inmóvil suele denotar seguridad. Si la mueve ligeramente de un lado a otro es que está pendiente de algo. Suelen hacer esta postura cuando van a tomar una decisión, del tipo ir a un lugar o ponerse a jugar.

- Cola contra el suelo: si el gato tiene la cola inmóvil pero de vez en cuando mueve su punta, puede estar ligeramente irritado o también se encuentra en estado pensativo, de indecisión. Pero si su movimiento es más brusco, es una señal de enojo. Cuanto más brusco es el movimiento, llegando a dar golpes con toda la cola, ya es señal de enfado completo y posible ataque o huída.

- Cola baja y entre las piernas: si el gato tiene la cola baja, puede ser un signo de sumisión. Si además la coloca entre sus piernas, el gato tiene miedo.

- Cola erizada: cuando el gato se eriza, es que algo anda mal. Si su cola está completamente estirada y erizada, es una posición principalmente de intimidación y enfado. Si además arquea la cola, está preparado para atacar a la mínima provocación. Este arqueo de la cola lo suele acompañar con un arqueo completo del cuerpo.

- Cola contra el lateral del cuerpo y bastante rígida: un gesto que las gatas en celo hacen en el período en el que están dispuestas a ser apareadas es que ponen su cola contra el cuerpo, casi completamente rígida. Este movimiento suele ir acompañado de otros gestos propios del celo de la gata.

UN CONSEJO

Autor: Equipo ASUV

Fuente: http://www.cosasdegatos.es/comportamiento-gatos


Ver animales en adopción

Adopta ¡Salva una Vida! - Tlf: 680457326/646485209 (Horario de 10:00 a 20:00h) - Contactar Bambú cms